¿Quién era Henry Chinaski?

Henry “Hank” Chinaski es un personaje ficticio protagonista de varias obras del escritor estadounidense Charles Bukowski.

Chinaski es un consumado antihéroe: alcohólico, misántropo, mujeriego, vagando de trabajo en trabajo y de mujer en mujer. Se trata, en gran medida, del álter ego de Bukowski, ya que en las novelas donde el protagonista es Chinaski, la gran mayoría de los acontecimientos son autobiográficos, coincidiendo además los rasgos de personalidad de ambos.

Gran aficionado al bourbon y a la birra, un buen referente para nombrar un local como el nuestro.

Es el protagonista de novelas como La senda del perdedor, Hollywood, Cartero, Factótum y Mujeres, así como de muchos de los relatos de Bukowski. Además, es mencionado en otros tantos, aunque no llegue a aparecer.

 Algunas frases de “Henry Chinaski” para poner en perspectiva todas las cosas:
“Por supuesto que es posible amar a un ser humano, si no lo conoces demasiado”.
“Estamos aquí para desaprender las enseñanzas de la Iglesia, el Estado y nuestro Sistema Educativo. Estamos aquí para tomar cerveza, estamos aquí para matar la guerra. Estamos aquí para reírnos del destino y vivir tan bien nuestra vida ..que la muerte temblará al recibirnos”.
“¡Al carajo con la verdad!. El estilo es más importante: cómo hacer una por una cada cosita”.
“El amor es una niebla que se quema con el primer sol de la realidad”.
“Por ti mismo, no por fama ni por dinero: tienes que seguir luchando”.
“Quiero que sepas, sin embargo, que todas las noches que he dormido a tu lado, incluso las discusiones más inútiles, siempre fueron algo espléndido ..y esas difíciles palabras que siempre temí decir..pueden decirse ahora: Te amo”.
“La diferencia entre una democracia y una dictadura, es que en una democracia, primero votas y después recibes órdenes. En una dictadura no tienes que perder el tiempo votando”.
“Alguna gente no enloquece nunca. ¡Qué vida verdaderamente horrible deben tener!”.