6-12 Agosto. Fiestas de San Lorenzo, el mártir hispano

Madrid en Agosto es un desierto, ¿o no? a pesar de todos los madrileños que deciden ir al pueblo, o a la playa o de viaje fuera hay muchos que resisten irreductibles a las inclemencias del estío de la capital.

Quitarse el calor con birra y limonada es una buena opción, y acercarse a las tradicionales fiestas de San Lorenzo en el barrio también lo es.

Actividades populares, y ambiente en todas las calles. Ríos de cerveza y la tradicional limonada – que se podrá tomar de grifo en Chinaski – conseguirán que nos olvidemos un poco que no estamos en el chiringuito o viajando por ahí.

San Lorenzo se llamaba en latín Laurentius, y fue martirizado en una parrilla un 10 de Agosto del 258. De origen hispano, se supone nacido en Huesca. 

La leyenda dice que entre los tesoros de la Iglesia confiados a Lorenzo se encontraba el Santo Grial  y que consiguió enviarlo a Huesca, junto a una carta y un inventario, donde fue escondido y olvidado durante siglos. 

Aprovechando el reciente asesinato del papa, el alcalde de Roma, que era un pagano muy amigo de conseguir dinero, ordenó a Lorenzo que entregara las riquezas de la Iglesia. Lorenzo entonces pidió tres días para poder recolectarlas y en esos días fue invitando a todos los pobres, lisiados, mendigos, huérfanos, viudas, ancianos, mutilados, ciegos y leprosos que él ayudaba. Al tercer día, compareció ante el prefecto, y le presentó a éste los pobres y enfermos que él mismo había congregado y le dijo que ésos eran los verdaderos tesoros de la Iglesia. El prefecto entonces le dijo: «Osas burlarte de Roma y del Emperador, y perecerás. Pero no creas que morirás en un instante, lo harás lentamente y soportando el mayor dolor de tu vida».

Cada 10 de agosto, en el Vaticano se expone un relicario que contiene una cabeza quemada ―que se supone de san Lorenzo―, para recibir veneración. En la Comunidad de Madrid se encuentra el Monasterio de San Lorenzo del Escorial, construido por Felipe II para conmemorar la victoria de San Quintín el 10 de agosto de 1557, agradeciéndosela a la intercesión ante Dios del mártir san Lorenzo.

Como curiosidad las perseidas, lluvia de meteoros que se puede ver algunas noches de verano, son popularmente conocidas como las lágrimas de San Lorenzo.

Durante los días de celebración, del 6 a 11 de Agosto, se podrá hacer un particular viakrucis entre todas las barras que los locales sacarán a las calles del recinto ferial, incluída nuestras calle Fe. Habrá multitud de actividades divertidas. Nosotros contaremos con cervezas La Virgen y con un grifo exclusivo de limonada, la tradicional bebida de las fiestas.

Para todo lo demás aquí os dejamos el Programa de las fiestas